SOSTENIBILIDAD, ECOLOGÍA Y CONSUMO RESPONSABLE
¿Qué diferencia hay entre los alimentos ecológicos, de residuo O y con certificado BioD?
cítricos, sostenibilidad, calidad, bioD, ecológico
16580
post-template-default,single,single-post,postid-16580,single-format-standard,bridge-core-2.1.3,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-21.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

SOSTENIBILIDAD, ECOLOGÍA Y CONSUMO RESPONSABLE

Sostenibilidad y ecología

SOSTENIBILIDAD, ECOLOGÍA Y CONSUMO RESPONSABLE

La preocupación del consumidor por la sostenibilidad es una de las claves que impulsa los cambios en el sector de la alimentación. Cada vez son más conscientes y prestan más atención a qué alimentos compran, demandando productos que sean respetuosos con el medio ambiente. Para satisfacer dichas demandas, toda la cadena de distribución trabaja aplicando técnicas más sostenibles en todas las etapas productivas. Los productos frescos adquieren especial atención a la hora de hacer una compra sostenible, donde los consumidores buscan alimentos a granel y de proximidad.

Pero a la hora de elegir los alimentos más sostenibles, sigue habiendo confusión en cómo distinguir los productos con menor impacto ambiental según el modelo productivo utilizado. La falta de información hace que se confundan los términos y se mezcle lo seguro con lo sano, o lo ecológico con lo sostenible. Es importante recalcar que todos los productos fitosanitarios de síntesis utilizados en cualquier tipo de cultivo son seguros para la salud de las personas ya que están avalados por la OMS y fijados en los LMR (Límites Máximos de Residuos), que se encargan de regular los volúmenes e incluso el tiempo de utilización (durante la floración, fructificación…) de todas las sustancias usadas en los cultivos. Además, todos los cultivos se someten regularmente a exámenes para medir la seguridad alimentaria y los efectos en el consumidor, prohibiendo así los productos fitosanitarios que no cumplen las normas de salud y seguridad.

¿Qué diferencia hay entre “ecológico” y “residuo 0”?

Una agricultura ecológica (o biológica) se centra en la utilización óptima de los recursos naturales, sin utilizar productos químicos de síntesis en los cultivos para así preservar mejor el medio ambiente. Los alimentos que se obtienen de la agricultura ecológica están libres de residuos. Los cultivos ecológicos, que deben estar certificados y etiquetados como tal, tienen como objetivo preservar la biodiversidad, respetando los ciclos biológicos de la naturaleza y del suelo para obtener productos de calidad.

Es recomendable prestar especial atención al etiquetado de los productos ecológicos, ya que muchas veces se hacen pasar como tal productos procedentes de cultivos alternativos que realmente no cumplen todos los requisitos del ecológico. Hay que tener en cuenta que no todos los cultivos son aptos para una agricultura ecológica, bien por la situación geográfica, por el clima o por las variedades cultivadas. Además, los cultivos ecológicos requieren una mayor vigilancia durante la floración y fructificación, así como un mayor conocimiento de las técnicas agrícolas para la obtención de alimentos de calidad.

Por su parte, el residuo 0 se basa en la obtención de alimentos sin residuos de pesticidas en el producto final. El objetivo es obtener cosechas libres de residuos fitosanitarios. Se utilizan, solo cuando es necesario, productos químicos de bajo impacto tanto para la fruta como para el medio ambiente. Se busca un equilibrio con el ecosistema al aplicar técnicas menos invasivas para la tierra. Se diferencia del cultivo ecológico en que es más permisivo en el uso de tratamientos para la protección de los cultivos.

Pero, al igual que en la agricultura ecológica, no todas las producciones agrícolas son aptas para el residuo 0. La citricultura, por ejemplo, tiene una alta exposición a los cambios meteorológicos ya que los frutos pueden permanecer en el árbol todo el verano, el otoño y gran parte del invierno por lo que se necesita una mayor resistencia del árbol y del fruto a ciertos problemas como los hongos o los insectos.

Entonces, ¿los alimentos ecológicos son más nutritivos? 

Suele asociarse el concepto “ecológico” con productos más sostenibles, e incluso a veces con que estos alimentos son “más sanos”. Si bien los productos cultivados de manera ecológica se tratan con menos pesticidas, esto no los convierte en más saludables ya que todas las cantidades de tratamientos aplicados a los alimentos son seguras. Los alimentos ecológicos no son más sanos ya que contienen los mismos nutrientes y las mismas vitaminas que los convencionales. Los alimentos ecológicos tienen un impacto ambiental menor que los convencionales, pero a nivel nutritivo no hay grandes diferencias.

Volviendo al ejemplo de la citricultura, el uso de tratamientos en los cultivos convencionales ayuda a proteger el sabor y la vida útil del producto, sin que esto afecte a la parte comestible de los cítricos. Cualquier residuo que pudiera haber desaparece al pelarlos, manteniendo todos los valores nutritivos que caracterizan a los cítricos.

Cómo hacer un consumo responsable

Si lo que buscamos es contribuir a la sostenibilidad, lo mejor es consumir alimentos de temporada y de proximidad ya que se reduce el consumo energético y se contribuye a la reducción de la huella de carbono. Si, por ejemplo, se consumen cítricos de cultivo ecológico procedentes de otros países, aumenta el impacto ambiental de dicha fruta y deja de ser tan sostenible.

También es importante apostar por los alimentos a granel, comprando solo lo que se necesita, contribuyendo con esta opción a la reducción de los plásticos de un solo uso. Sustituyéndolos por envases reutilizables contribuimos a la reducción del impacto ambiental de los alimentos.

Una alternativa es optar por los productos certificados BioD, un proceso productivo que aúna lo mejor de los diferentes métodos productivos: la seguridad del cultivo convencional, el respeto ambiental del residuo 0 y la racionalización en el uso de los productos fitosanitarios de la ecología.

La sostenibilidad va más allá de los métodos de cultivo utilizados para la obtención de alimentos sanos, seguros y de calidad. Todas las partes de la cadena de producción y consumo han de colaborar en el desarrollo de métodos más respetuosos con el medio ambiente, desde el cultivo hasta los consumidores.

No Comments

Post A Comment