REFLEXIONES DE CARA A LA NUEVA NORMALIDAD
¿Qué hemos aprendido y cómo cambiará la estructura empresarial a raíz de la crisis del coronavirus?
sector citrícola, nueva normalidad, coronavirus, productividad
16698
post-template-default,single,single-post,postid-16698,single-format-standard,bridge-core-2.1.3,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-21.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

REFLEXIONES DE CARA A LA NUEVA NORMALIDAD

Nueva normalidad

REFLEXIONES DE CARA A LA NUEVA NORMALIDAD

En el sector en el que trabajamos cada campaña es diferente. Por mucho que intentemos planificar y hacer estimaciones, estamos expuestos a una serie de factores que no podemos controlar. El clima, por ejemplo, es uno de los que más hace variar las predicciones, ya que afecta a la producción desde el inicio, desde la floración. Prueba de ello han sido los cambios meteorológicos de esta campaña, alterando parte de las estimaciones que se hicieron al inicio de la misma. 

Es decir, como empresa estamos acostumbrados a trabajar en un entorno cambiante. Pero, además, estamos atravesando una crisis para la que no estábamos preparados. La crisis de la COVID-19, y los cambios a nivel laboral y empresarial que ha conllevado, han alterado la estructura de toda la empresa, haciendo necesarios cambios en la manera de trabajar en todos los niveles para proteger la salud de todo el personal. 

Como empresa del sector de la alimentación, sector esencial, no hemos dejado de trabajar desde el inicio del estado de alarma, siempre poniendo especial atención en el cuidado de cada persona que forma parte de la empresa. Como ya comentamos anteriormente, hemos reforzado las medidas de seguridad e higiene en todos los departamentos y puestos, asegurándonos así el poder seguir ofreciendo nuestros mejores cítricos a la sociedad. 

Muchos de estos cambios han llegado para quedarse, otros son la transición hacia la nueva normalidad, una nueva forma de trabajar manteniendo la eficiencia, la productividad y la calidad de siempre. Por eso, en estos momentos de adaptación a lo nuevo, nos planteamos qué hemos aprendido a nivel empresarial con esta crisis y cómo nos va a hacer mejores. Estas son algunas de las reflexiones: 

     – La comunicación como clave para generar confianza en el equipo. Al implantar el teletrabajo siempre que ha sido posible y limitar los desplazamientos y las reuniones en la oficina, se han reforzado los sistemas de comunicación interna para conectar a los equipos y mantener el rendimiento. 

     – La importancia del capital humano. Ahora más que nunca, somos un equipo. El bienestar colectivo es la clave para mantener la productividad y la competitividad. Por eso cuidamos y respetamos a cada una de las personas que forma parte de la empresa. 

Compromiso y cultura de empresa. Todo el personal ha trabajado para cumplir los objetivos de seguridad empresarial. La nueva organización de las dinámicas de trabajo adaptadas a la nueva situación (tanto sanitaria como de aumento de la demanda) ha sido posible gracias a la colaboración y el trabajo de toda la plantilla. 

     – Nuestras acciones tienen un impacto medioambiental mayor del que quizá pensábamos. El estado de alarma y el confinamiento han reducido la contaminación y las emisiones de CO2, mejorando la calidad del aire y haciendo que la naturaleza recuperase su lugar. Nuestro objetivo ahora es mantener y reforzar las políticas de sostenibilidad para que nuestra actividad siga teniendo el menor impacto ambiental. 

     – Los recursos son escasos. Los aumentos en la demanda de cítricos aceleraron el final de la campaña nacional, intensificando nuestra capacidad de trabajo y poniendo al límite tanto nuestros recursos productivos como humanos.

Sin duda, saldremos reforzados de esta crisis, no solo a nivel empresarial si no también como sector, ya que hemos demostrado estar preparados para hacer frente a situaciones inciertas y en constante cambio con el compromiso y la responsabilidad de siempre.

No Comments

Post A Comment