4 BENEFICIOS DE LOS CÍTRICOS EN INVIERNO
¿Cuáles son los principales beneficios del consumo de cítricos tanto en fresco como en zumo?
cítricos, vitamina C, valor nutricional, calidad
16011
post-template-default,single,single-post,postid-16011,single-format-standard,bridge-core-2.1.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-24.3,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.2,vc_responsive

4 BENEFICIOS DE LOS CÍTRICOS EN INVIERNO

Naranja Le Gamin

4 BENEFICIOS DE LOS CÍTRICOS EN INVIERNO

¿Sabías que los cítricos son unas de las frutas más consumidas durante el invierno en España? Es fruta de temporada y de proximidad, con un alto valor nutritivo y cuyas características nos ayudan a combatir las bajas temperaturas.

Y no solo en el ámbito nacional ya que España es el primer proveedor de frutas de la Unión Europea, siendo los cítricos una de las frutas más demandadas.  España exporta el 65% de su cosecha de cítricos, principalmente a la Unión Europea, y destina el 20% al consumo propio y alrededor de un 15% para zumos. 

Pero, ¿cuáles son los principales beneficios del consumo de cítricos tanto en fresco como en zumo?

1. Fuente de vitamina C

Por todos es conocido que los cítricos son una gran fuente de vitamina C. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda una ingesta de vitamina C de 75mg/día en mujeres y de 90mg/día en hombres. De media, en una naranja podemos obtener 50mg de vitamina C por 100gr de fruta, mientras que las mandarinas contienen 31mg de vitamina C por 100gr de fruta. Un pomelo, por su parte, puede aportar hasta un 60% de la IDR de vitamina C.

La vitamina C tiene una capacidad antioxidante, que ayuda a mejorar la absorción del hierro, potencia los mecanismos de defensa del organismo y ayuda a la cicatrización de las heridas. La vitamina C se obtiene tanto si consumimos los cítricos en fresco como si hacemos zumo. Variedades como la salustiana o la ortanique tienen un alto porcentaje de zumo. Y no, al zumo no se le van las vitaminas. Pero sí es verdad que la vitamina C se oxida con la exposición prolongada al oxígeno y a la luz solar, por lo que puede cambiar su sabor. Así que es recomendable tomar el zumo recién exprimido para que conserve todas sus propiedades.

2. Control del colesterol

Más allá de la obtención de vitaminas, el consumo de cítricos ayuda a controlar los niveles de colesterol gracias a unas sustancias llamadas flavonoides que se encuentran en el zumo de la fruta. Las mandarinas presentan unos porcentajes de flavonoides superiores a las naranjas. Es importante recordar que el consumo de cítricos no cura el colesterol, aunque la fibra soluble presente en estas frutas puede ayudar a controlar sus niveles.

3. Alimentos prebióticos

Tanto las naranjas, las mandarinas como los pomelos se consideran alimentos prebióticos, ya que mejoran el tránsito intestinal. Gracias a su aporte de fibra soluble los cítricos favorecen, por ejemplo, al crecimiento de microorganismos beneficiosos para el colon. 

4. Alto valor nutritivo

Como hemos visto, los cítricos son una gran fuente de vitaminas y nutrientes. Son frutas compuestas principalmente por agua y carbohidratos. Entre los hidratos destaca el azúcar, responsable de ese sabor dulce y sabroso que caracteriza a nuestros cítricos. Su combinación con la fibra soluble ayuda a regular la absorción de azúcar en nuestro cuerpo, por lo que siempre consumimos fruta saludable, tanto en fresco como en zumo. 

Al estar compuestos principalmente por agua, los cítricos tienen un aporte calórico bajo. Una naranja, por ejemplo, contiene de media menos de 50 calorías por 100gr de fruta, y más de 80 gr de agua. Una mandarina aporta unas 40 calorías por 100gr de fruta, mientras que por cada 100gr de pomelo, obtenemos unas 40 calorías. 

Descubre todas las características de nuestras variedades en la web y elige la que más se adapte a tus necesidades  (como fruta de mesa o zumo) en tu supermercado habitual.  

No Comments

Post A Comment